dimarts, 14 de maig de 2013

Elx en Bici-Margalló, en contra de la obligatoriedad del uso del casco en ciudad para los ciclistas

Margalló-Ecologistes en Acció d'Elx (a través de su comisión Elx en Bici), federada en la coordinadora ibérica ConBici, insta al Ajuntament d'Elx a pronunciarse en contra de la obligatoriedad del uso del casco ciclista en zonas urbanas, que figura en la propuesta definitiva de la Dirección General de Tráfico (DGT) incluida en la reforma del Reglamento General de Circulación (RGC).

Para ello, el colectivo ecologista ha presentado hoy a todos los grupos políticos con representación en el ayuntamiento un modelo de moción al respecto para que recojan el guante y se trate la moción en el próximo pleno y, en última instancia, para que el gobierno local inste a la Dirección General de Tráfico a reconsiderarlo.

Ayuntamientos de todos los colores políticos, incluido el Partido Popular (Valencia, Castellón, Gandia, Murcia, Vitoria, etc.) han presentado ya su oposición a la medida, que también contradicen prestigiosos juristas, asociaciones de ciclistas españolas y europeas e incluso las instituciones encargadas de aplicar la norma caso de aprobarse, expresadas en las numerosas declaraciones contrarias a dicha norma por parte de los ayuntamientos españoles líderes en el fomento de la bicicleta: Barcelona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Vitoria, Zaragoza.

Pese a ello, la DGT continúa enrocada en la defensa de las supuestas virtudes del casco ciclista como elemento de protección individual y afirmando hablar en nombre de las escasas víctimas ciclistas (12 en 2011 –no hay datos para 2012–) que en los últimos años pudieran haber recibido algún golpe en la cabeza –sin cifras sobre si llevaban o no casco–, o realizando una irreal comparación de la bici con las motos.

Ante dicha situación, Margalló-Ecologistes en Acció d'Elx queremos aclarar ante la opinión pública que no nos oponemos al uso del casco ciclista como medida de protección individual libremente asumida. Nos oponemos al casco ciclista obligatorio en zonas urbanas por considerar que dicha norma sería totalmente contraproducente. 

Basamos esta última apreciación en los numerosos estudios que relacionan la imposición del casco obligatorio con el descenso en el uso de la bicicleta, especialmente de la bicicleta pública (BiciElx en nuestro caso), así como en los numerosos estudios que ratifican los efectos beneficiosos del uso de la bicicleta para el medio ambiente, la salud pública (reducción de índices de obesidad y enfermedades coronarias), la economía y la seguridad del tráfico en general, pues a mayor presencia de bicicletas en la ciudad, mayores son las cotas de seguridad vial para todos los usuarios.

En consecuencia instamos al Ajuntament d'Elx a que exprese su rechazo a dicha norma, desproporcionada y contraproducente, mediante la aprobación de la moción entregada y mediante declaraciones públicas, así como mediante la presentación de alegaciones ante la DGT antes de que el mencionado proyecto de reforma sea presentado ante el Consejo de Ministros.